sábado, 20 de mayo de 2017

NO SOPORTO LAS ESPERAS

No soporto las esperas.
Me matan los supuestos buenos tiempos
en donde todo será mejor
y las vacas serán gordas
y vendrá el viento de cara
y comeré perdices
(que no me gustan nada
pero las comen en los cuentos
¿y qué es la vida sino un cuento?)
 y se acabará la crisis.
¡La jodida crisis!
¿Tan malos hemos sido
para no merecer nuestra parcela de felicidad? .
No, no me gustan las esperas,
sobre todo desde que veo la zanahoria colgando ante mí.
Por eso no llevo reloj,
viviendo aquí y ahora,
porque por malo que sea
este presente,
es lo mejor que tenemos.
Pasado y futuro son humo,
y eso es lo que nos venden
charlatanes de medio pelo.
Por eso no espero nada.
No espero nada
y todo espero.

lunes, 3 de abril de 2017

EGO ACOSO


Dedicado al acoso, este poema lo escribí en un intento de colocarme en la cabeza del acosador/acosadora. 







EGO ACOSO


Día tras día

tu estúpida sonrisa,

tu gesto afable.

Día tras día

tu intento fútil de agradarme.

¿Es que no ves mi rabia?

¿Mi aversión?

¿Mi desprecio?

Yo te odio,

te aíslo,



maltrato y anulo,

por cada mueca alegre

y cada gesto amable.

¿Y qué haces tú?

Débil,

dócil incluso,

vuelves de nuevo,

sumiso, sumisa en tu empeño,

siempre fuera del juego.

Ese juego en el que yo soy rey

y tú un simple peón.

Quien sin siquiera luchar,

acaso una queja,

me tambaleas el suelo con tu ejemplo.

Por eso…

Ego acoso.

Ego acoso y no cejo.

Porque muestras

cómo podría ser 

y ese mundo no lo quiero.



¡Yo quiero el mundo bajo mi pie!




Di no al acoso




lunes, 20 de marzo de 2017

DONDE LLORAN LAS NIÑAS

Hice este poema con motivo del VII Festival Grito de Mujerun festival poético-artístico convocado por el Movimiento Mujeres Poetas Internacional MPI desde República Dominicana, este año dedicado a las niñas. Constituye una cadena de eventos simultáneos en distintos países durante todo el mes de marzo en homenaje a la mujer y contra la violencia. 







DONDE LLORAN LAS NIÑAS

Desviados.
Quiero pensar que son desviados.
Gente que hace cosas sin saber.
Quiero pensar que tienen mal 
el filtro del entendimiento.
Quiero creer que
no son malas personas,
como aquel niño que mataba pájaros 
sólo por verlos morir.
Que arrancaba las alas a las moscas.
Quiero creer que hay una cura,
una inyección moral para el maltrato
y otra quizás para el acoso.
Que este señor es pedófilo…
¡Pues pongámosle una vacuna!
Igual nunca le enseñaron.
Aunque a mí no me lo tuvo que explicar nadie…
Desviados, sí ¡son desviados!
Quiero creer que no hay malos  en este mundo.
Este mundo en el que las niñas lloran.
En el que las niñas siguen llorando.


Vídeo del Festival al completo, realizado por mi buen y abnegado amigo Juan Moya de la Torre. Lectura de este poema en el minuto 40:20